Anunciarse en redes sociales, ¿Cuál elegir?

No es de extrañar que las pequeñas empresas se sientan intimidados por las redes sociales. Entre Facebook, LinkedIn, Twitter, Pinterest, Youtube, Instagram… Hay tantas y cada una con sus novedades y actualizaciones que es normal que te preguntes: ¿Cómo puedo seguirles el ritmo? ¿Cómo gestiono el Retorno de la Inversión? ¿Cómo se maneja el perfil mientras sigo al mando de mi negocio? ¡¿Cómo?! En este post te ayudamos a abordar este tema.

 

El problema con esta forma de pensar para los empresarios y los propietarios de negocios independientes es que luego deciden abordar esta cuestión de una de dos maneras.

 

1. Intentan tener presencia en todas partes, conectando con muy pocas personas, ya que el tiempo en cada plataforma es limitado.

 

2. Evitan las redes sociales por completo.

 

Ahora bien, el primer caso tiene algunos defectos. Quien está haciendo esto, pierde tiempo y recursos que podrían estar siendo aprovechados en otros lugares. Pero el segundo es mucho más arriesgado. Primero, porque se están perdiendo oportunidades para conectarse con nuevos clientes. También se pierde la oportunidad de generar publicidad gratis, ya que los clientes en redes sociales comparten su experiencia con la marca en comentarios o publicaciones. En segundo lugar, se pierden los mejores resultados de búsqueda cuando otros intentan encontrarte en Google, Bing, etc., ya que las redes sociales se han convertido en una parte intrínseca del algoritmo del motor de búsqueda. Si este es tu caso, este post puede ayudarte.

 

Por qué deberías utilizar alguna red social

 

Lo importante no es que a ti te guste la red. Lo verdaderamente importante es cómo tus clientes interactúen con tu negocio a través de la red social. Si no tienes un perfil, tu clientes harán comentarios o publicarán post y tú no podrás verlos. El cliente controlará la conversación. Y esto puedes llevar a comentarios negativos sobre tu producto o servicio sin que tu tengas siquiera la oportunidad de responder. Así de primeras esto no parece una buena estrategia de atención al cliente.

 

Sin embargo, si estás presente en la red que tus clientes eligen más, podrás responder a cualquier mensaje negativo ofreciendo una manera de resolver el problema. Al responder públicamente, también demuestras tus habilidades de servicio al cliente a nuevos clientes potenciales. Así que no se trata sólo de responder a los comentarios negativos, sino de controlar la conversación sobre tu marca tanto como sea posible.

 

¿Qué plataforma escoger?

 

Y aquí surge otra gran pregunta: ¿Qué plataforma elegir? La realidad es que no tienes que estar en todas partes.

 

¿Por qué no? Piensa en cómo la gente utiliza las redes sociales. Seguramente la mayoría de las personas que tienen Instagram, usan también Twitter. Entonces, ¿Cuál es el propósito de conectarse con la misma persona a través de Instagram y Twitter? Evidentemente si tienes un presupuesto millonario, puedes permitirte el lujo de hacer incluso más de una campaña en cada red social que existe. Pero si no es tu caso, te aconsejamos que sepas acotar y seleccionar las que de verdad te interesan pensando en cuál puede funcionar mejor para tu tipo de negocio.

  

Ahora bien, ¿Qué plataforma elegir? ¿Cómo elegirla? Aquí te mostramos una serie de criterios que pueden ayudarte a determinar cuál es la mejor para tu negocio.

 

1- Piensa en el punto fuerte de tu negocio:

¿Vendes un producto? ¿Ofreces servicios? Para negocios B2B, es probable que te interesen LinkedIn y Twitter, ya que necesitas mostrar tu experiencia y puedes segmentar tus anuncios para perfiles empresarios específicos. Mientras que para la venta de un producto puede interesarte la presencia en Facebook o Instagram, donde puedes destacar tus ofertas productos.

2- Descubre dónde interactúan tus clientes:

La mayoría de los negocios tienen un público objetivo al que atraen. Para poder llegar a ellos tienes que conocerlo, incluida la interacción en sus redes sociales. ¿Qué páginas buscan? ¿Qué publicaciones les gustan o comparten? ¿Forman parte de algún grupo? Si es así quizás más gente del grupo puedan convertirse en clientes.

3- Aprovecha la forma en que tus clientes te compran:

Si solo vendes online, probablemente te interese anunciarte en Facebook, Instagram, Pinterest, donde podrás atraer a potenciales clientes. Además ayudará a impulsar las ventas directas a través de las tiendas digitales. Por otro lado, si se necesita mayor contacto con los usuarios o conversaciones más largas para asegurar las ventas, quizá necesitas utilizar otra plataforma.

4- Utiliza plataformas que te gusten y se nota que las disfrutas:

Al tratar con los usuarios y clientes es importante desarrollar un ambiente divertido, informativo o llamativo. Será mucho más fácil para ti o para la persona encargada de las redes sociales, si os gusta lo que hacéis y lo disfruta. Es algo que la audiencia nota y favorece al negocio.

 

 

Teniendo todo esto en cuenta, debes ser capaz de reducir tus opciones a 1 o 2 redes sociales. Después de esto todavía tendrás mucho trabajo por hacer, sin embargo es más fácil abordar un objetivo en lugar de 20, ¿no crees?

 

Si necesitas ayuda para anunciarte en alguna red social, pide información gratuita aquí.